EL PUNTO QUE NOS UNE

Enviado por Amanda Duarte el Mar, 02/06/2018 - 12:36
 Alexis-Juanito.jpg

Lejos de separar ideas relacionadas o acaso definir la finalidad de un discurso expresivo, ya sea en verso o en prosa, cuando lo abordamos musicalmente estamos en presencia del punto cubano, genérico de una riqueza expresiva que nos une e identifica. Así ocurriría en el Ranchón de los poetas vueltabajeros a orillas del Guamá en la capital pinareña este sábado 3 de febrero tras una convocatoria espontánea signada por el imán de la estrofa mágica. Siendo los poetas la esencia del punto cubano en su calidad de portadores, el convite octosilábico mostró sus más exquisitos platos cuando el estrado estuvo servido por tan apreciados improvisadores. La ocasión, matizada por las cuerdas del Conjunto Musical Cuyaguateje, motivó una entusiasta atención cuando vocalizaron poetas como Alexis Díaz Pimienta, Luis Paz, Juanito Rodríguez Cabrera, Anabeybi Rodríguez Alvarez, Yasel García Cortez, Julio Pablo Travieso, Adriel Ceballos Delgado y otros, feliz oportunidad para el fraternal encuentro donde no primarían los linderos provincianos, sino el mismo amor y pasión por un paisaje y una espiritualidad que siempre han sido la médula humanística de estos exponentes del repentismo. Desde las canciones guajiras a los matices genéricos que encierra el punto cubano con las tonadas y los diálogos poéticos acompañados del punteo de las cuerdas, la Casa de la Décima Celestino García volvió a ser escenario de una celebración que nos precede desde el 7 de diciembre pasado en que el Punto Cubano fuera declarado Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Una tarde para festejar y enaltecer la décima como expresión de cubanía y sentido de pertenencia, pero sobre todo para reflexionar ante un ineludible axioma: Todo sueño tiene una meta y cada meta es otro punto de partida.

-Lorenzo Suárez Crespo -4 de febrero de 2018