Un pedacito del MAPRI en el CPAV…

0
86

El Museo de Arte Pinar del Río –MAPRI-, es una de esas instituciones escasas en su tipo. Con un reducido espacio de galería, pero con el corazón de un gran museo, desde que surgiera en 2001 ha insistido en desplegarse a partir de las estrategias más actualizadas que requieren museografía, museología y trabajo promocional y comunitario.

Cuenta con obras de los más importantes artistas pinareños, y desde que muchos de ellos ofrecieran sus obras para este increíble sueño local –para nada provinciano-, la colección ha ido creciendo gracias a la política de adquisición que se maneja desde los especialistas del MAPRI y el Consejo Provincial de las Artes Plásticas –CPAP-.

Luego de las donaciones y a partir del modesto pero constante presupuesto, la institución atesora un fondo, organizado en: donaciones, documentos, memorias… definiendo paulatinamente un perfil de adquisición de arte contemporáneo acorde a las bases por las que fue creado. Pinturas, dibujos, grabados, diseños, carteles, proyectos, instalaciones, intervenciones públicas, objetos esculturados, fotografías, audiovisuales… hasta una curaduría.

Hace unos meses cerró sus puertas –aunque no detuvo para nada su empuje y nivel de gestión-, por cuestiones de mantenimiento y restauración. Lo que hizo posible la concepción de una muestra colectiva con tan prestigiosos fondos, en el Centro Provincial de Artes Visuales –CPAV-.

La muestra, curada por Liset Baños, Directora del CPAV, cuenta con obras de Pedro Pablo Oliva, Juan Suárez Blanco, Eduardo Ponjuán, Arturo Regueiro, Manuel Toste, Nelson Domínguez, Arturo Montoto, Yoemir Alfonso, Esteban Díaz Montesino, Pedro Abascal, Lester Campa Melo, Zaida del Río, Reina Ledón, Elvis Céllez, Ramiro Zardoya Sánchez, Rafael Zarza y Águedo Alonso. Mucho de lo mejor del arte pinareño y cubano, que estará a disposición del público hasta finales de septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here