«Ninguna sombra me asusta»

0
32

A principios del pasado año Luis Hidalgo Ramos se confesaba en las páginas de este periódico como un artista que se expresa por muchos caminos. Esos caminos lo han llevado a España en par de ocasiones para desarrollar allí una fructífera labor en varias manifestaciones del arte. A su regreso nos puso al tanto de su quehacer.

¿Qué proyectos desarrollaste en España durante tu más reciente visita?

«Gracias a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, a la Asociación Clave y Bongó y a la casa de Martí en Zaragoza, España se ha convertido para mí en la conquista de muchos sueños. Esta vez publiqué un disco y un libro, estrené internacionalmente el documental Pedro Junco: el mito de Nosotros, le ofrecí un gran homenaje a Lola Flores en su barrio natal, la alcaldesa María del Carmen Sánchez me declaró embajador cultural de Jerez de la Frontera en Cuba, tuve un segundo y largo encuentro con el famoso cantaor Miguel Poveda y rodé 48 materiales para la televisión cubana: entrevistas, reportajes, videoclips, documentales y programas musicales».

¿Cómo surgió la idea de escribir el libro Danza de crines?

«Cuando salí rumbo a España la primera vez, mi corazón, cargado de emociones, comenzó a dictarme décimas. Al regresar a Cuba seguí escribiendo, avivado por tantos recuerdos hermosos. Retorné a suelo español en una segunda visita y Jordi Siracusa, presidente de la Asociación de Escritores de Aragón, supo de mi texto y bajo el techo de la casa que Martí ocupó en Zaragoza, tras oírme declamar, me dijo que mi libro abriría la colección Versos de las dos orillas, de la Editorial Comuniter».

¿Cuánto de Alicia Alonso está presente en el texto?

«Varios de mis poemas están dedicados a su arte, a su gloria. Alicia pudo escucharlos de mi boca y sentados a la mesa de su hogar en La Habana, besó mis manos, emocionada y me agradeció: ‘Me has hecho ver a mi padre’.

«Fue un momento muy hermoso. Pero también mi libro le canta a la belleza del suelo jerezano donde dejé enterrado una parte de mi corazón, a mi adorada Lola Flores, a un Martí no solo amado por Cuba, sino por Madrid y Aragón… y a muchos otros sucesos y personajes que hacen de las tierras española y cubana, madre e hija, al amparo del mismo idioma y de una cultura que las abraza».

Háblame del disco Caminos desde mí.

«Es una compilación de 18 composiciones mías, interpretadas por solistas y agrupaciones cubanas, entre ellos Waldo Mendoza, María Victoria Rodríguez, Marta D´Santelices, Rachel Estévez, Alina Clemente, Roly García, Yurainy, Pablo Raúl, el Septeto Habanero, el Mariachi Nuevo México y Miriela Mijares y Estilo Propio. Logramos una gran producción en la que intervienen figuras como el maestro Edesio Alejandro, Julio Montoro y William Zambrano, así como otros importantes arreglistas, grabadores y productores.

«Se hizo en estudios de Cuba, Estados Unidos y Ecuador y terminó de editarse bajo la dirección de Daniel Ríos, por el sello discográfico Delicias de Zaragoza. Trabajamos durante casi un año. Ahora mi disco se puede apreciar en estantes españoles junto a los más grandes y famosos músicos de ese país y del mundo».

¿Cómo reaccionaron los españoles ante tu documental Pedro Junco: el mito de Nosotros?

«Emocionados al conocer la historia escondida tras la canción que han oído en voces de artistas de España como Plácido Domingo, Sarita Montiel, Mari Trini o el mexicano Luis Miguel. Descubrieron al joven autor que murió con solo 23 años, dejando a su paso todo un mito. Fue muy hermoso ver en la gran pantalla del Centro de Historias de Zaragoza esta historia pinareña que mi equipo del Canal Educativo 2 me permitió dirigir».

¿Por qué afirmas que lo mejor que te ha pasado ha sido estar cerca de Miguel Poveda?

«Porque es uno de los artistas mundiales que más admiro. Lo conocí en un gran concierto que brindó en Zaragoza. A pesar de la complejidad del espectáculo me recibió y aceptó mi entrevista antes de salir a escena. En el show dedicó a mi equipo el tema cubano que interpretó, y frente a nosotros cantó el homenaje a Lola Flores. Esa misma noche, en la que no pude dormir, escribí para él un poemario de 18 textos bajo el título Poemas a Miguel Poveda. Esta vez, en el centro de Madrid, me recibió de nuevo, y brindó a Todo Música dos horas de su tiempo. Pude leerle todos mis versos y vivir una de las experiencias más bellas de mi carrera profesional».

¿Qué proyectos asumes ahora en Cuba?

«Vivo la etapa final de mi doctorado por la Universidad de las Artes ISA; la Editorial Cúpulas terminó la edición de mi libro Directores y locutores: Notas de acordes en el aire; el sello Loynaz presentará muy pronto mi poemario 22 sonetos para no morir, que fue reconocido en el concurso Baragaño; continúo como parte del equipo de presentadores del espacio Entre tú y yo de Cubavisión; trabajo en la promoción de mi disco Caminos desde mí a nivel nacional y me mantengo al frente del programa que más amo: Todo Música».

¿Cuán difícil ha sido establecerte en la televisión nacional desde Pinar del Río?

«Nada en el arte de la comunicación audiovisual es fácil. Pero una de las cosas que más feliz me hace es trabajar. Ninguna piedra, ninguna sombra me asusta o desvía de mi meta. Cultivar el talento y trabajar con mucha disciplina son las raíces de todo éxito. Me consagro a cada proyecto y le pongo el corazón».

Tomado de Guerrillero

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here