Festival Nosotros… para vivir, disfrutar y repensar la Cultura Pinareña.

0
18

La Cultura Vueltabajera celebra sus tradiciones y herencias culturales con la VI edición del Festival Nosotros. Tomando como inicio el 26 de noviembre -Día de la Dignidad Pinareña-, y hasta el 29, cada jornada resulta un desafío para seguir las ideas más genuinas surgidas del Comité Todo por Pinar del Río y de los múltiples planes de desarrollo social de la Revolución Cubana. El objetivo de sus organizadores es que con cada encuentro se fomenten los más diversos diálogos en pos del crecimiento material y espiritual de nuestra provincia, por lo que cada institución, organismo, empresa, intelectual y ser humano pensante, actuante o decisor, queda completamente involucrado… en esta festividad de todos.

Inspirados en el slogan De la tradición a la contemporaneidad, los gestores de esta entrega abogaron por buscar la sintonía entre generaciones y visiones diferentes, tratando de provocar entendimientos e impulsar proyectos desde el diálogo, a partir de la visibilización de potencialidades que cada instancia pudiera exponer apuntando hacia verdaderos procesos de cambio favorables a la mayoría.

El centenario del Niño Rivera y la mujer, constituyeron las dos razones fundamentales, alrededor de las cuales se tejió e intencionó todo el programa. La excelencia del patrimonio musical de Rivera propició la concepción de un programa musical que no solo consideró una gala para homenajearle, sino toda una propuesta que permitiera conciliar mucho de lo más valioso de nuestra historia musical, junto a valiosos exponentes de la música en el resto de la isla. Mientras que el tema mujer, sirvió como punto de partida para numerosos análisis sobre temas imprescindibles en las discusiones actuales sobre cuestiones de género -desde el arte, la psicología, la sociología y otras tantas esferas-.

El Teatro Milanés se proyectó como escenario para las galas de Inicio del Festival, los homenjes al Niño Rivera y a Polo Montañez. El Parque Roberto Amarán, plaza de la Banda Provincial de Conciertos, también se diseñó como sitio de encuentro vespertino para la música local. La Sala del Coro Polifónico para proyectos de pequeño formato. El Parque Colón para la Décima y las tradiciones campesinas. La Sitiera recibiría cada tarde noche emblemáticas figuras de la canción y la trova. Un escenario para la música popular bailable -donde confluyen la Calle Martí y la Calzada de La Coloma-. Y un escenario para la música alternativa -al costado del Parque Roberto Amarán-.

Se organizaron siete exposiciones de artes visuales, seis relacionadas con el tema mujer y una dedicada al Comandante Fidel Castro -en ocasión de otro aniversario de su desaparición física. Las Artes Escénicas, que vienen celebrando el aniversario 55 del Conjunto dramático desde el 15 de noviembre y hasta el 14 de diciembre, pondrían a nuestra consideración las obras pensadas para dicha temporada teatral; a las que se sumaría El gran disparo del Arte, obra recién premiada en Fábrica de Arte -FAC-, de la dramaturga Agnieska Hernández. El Libro y la Literatura se verían reflejados en presentaciones de libros, entrega de premios y la concurrencia de relevantes figuras. Y en materia de cinematografía no solo se proyectaría en el Cine Praga el documental Nosotros -sobre Pedro Junco-, sino que la presentación estaría a cargo de su realizador Luis Hidalgo Ramos y otras figuras importantes de la cultura cubana involucradas en el material.

Con respecto a diálogos edificadores sobre nuestro futuro y las estrategias para construcciones genuinas a corto y largo plazo, cuatro instituciones serían las plazas medulares: El Museo Provincial, GEDEL -Centro de Gestión para la Estrategia del Desarrollo Local-, La Universidad Hermanos Saíz y Luces de ciudad. Donde especialistas de las más diversas disciplinas, expondrían experiencias sobre influencias históricas, planes de desarrollo, perspectivas de crecimiento económico y social, análisis de emprendimiento y numerosas tesis sobre cuestiones relacionadas con la mujer y otros muchos fenómenos asociados a discriminación y violencia en otros grupos sociales.

La UNEAC, La AHS, La Sala Virgilio Piñera, La Sala Teatro Aurora Martínez, El Centro de Artes Visuales, Faktoría de letras, La Biblioteca Provincial, El Centro Hermanos Loynaz, La Piscuala, El Café Literario La Esquinita… y tantos otros espacios también concebidos para las intervenciones públicas… formando parte de un programa para vivir, disfrutar y repensar la Cultura Pinareña.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here